• Amaro

    Amaro corta, mide, traza, sonríe. Un retrato a un personaje que vive entre retazos, que vive en el afán. Y en el afán vive con calma.

  • Catalina

    Todos los días están llenos de pequeñas cosas que por el afán o el olvido se vuelven paisaje. Levantarse, oler, mirar por la ventana saludar el gato o los gatos o a nadie, o quizá el café. Un café en un balcón es una historia. A Catalina le gusta el café y fumar y lo disfruta.

  • Doña Eunice

    Doña Eunice es la mamá de Jorge y de John, y sonríe porque es feliz y baila para ser más feliz y cose porque la vida le enseñó a coleccionar hilos y agujas.

  • Vivi

    Vivi, productora, camarógrafa, apasionada por el audiovisual, nos enseña que para sonreír solo hay que querer sonreír. Bonita Vivi, Mi Dios le pague.

     

  • Tavo


    Tavo es una artista, un artista plástico, un artista visual, un tatuador. Mi Dios le pague queda plasmado en mi piel para el resto de mi días gracias a las manos de este señor.

  • María Camila

    María Camila o La Flacura como a ella se le conoce es repostera, y fotógrafa y le gustan los tatuajes y los colores y darle dulzura a la vida.

  • Jorge y María

    Jorge es un artista, un pensador, un creador. Con sus manos hace realidad ideas y pensamiento que vienen desde el polvo. Y María, María es… su más íntima compañera.

  • Centro

    El Centro, personaje intangible que habita en nuestra cotidianidad, está ahí, presente, quizá no lo noten, o ni lo miren o pasen por el sin pensar en todos sus matices. Se los presento desde una mirada íntima.

  • Café

    Andrés prefiere el café sin azúcar, también ama el campo y a sus hijos y a su señora esposa. Él, enamorado de su oficio y de la vida, es un experto catador de café o barito o como quieran, una persona que sabe mucho de café.

  • Aidé

    Aidé prefiere la sopa de guineo por encima de cualquier otra, y también es feliz, y es mamá, y amiga, y cocina, y le gusta que la escuchen, y escuchar, y sonreir y consentir. Y así lo hace todos los días, y le encanta.